Historia de Arequipa

Arequipa
 

a

 

Fundación Incaica de Arequipa

Poco tiempo antes del surgimiento del imperio INCA, se inició el espacio geográfico en el que hoy se asienta la ciudad, estuvo ocupado por algunos conglomerados nómadas dedicados a la caza, pesca, recolección e incipientes prácticas de agricultura.  Todas estas actividades constituyeron la primera base económica de la ciudad, es decir, actividades primarias de supervivencia.

 

 

Fundación Española de Arequipa

Arequipa antes de la llegada de los españoles, estaba conformada por asentamientos humanos de poca jerarquía dentro del sistema urbano del Tahuantinsuyo.  Fue una ciudad de paso entre la costa y la sierra (camino al Cusco) sin un importante rol económico o administrativo dentro del imperio.

A la llegada de los españoles, la ciudad de Arequipa, fue fundada por don Manuel Garci de Carbajal el 15 de agosto de 1540 por orden del marqués don Francisco Pizarro fundó la Villa Hermosa de la Asunción del Valle de Arequipa, después de haber trasladado previa consulta y juramento, a los españoles que se habían instalado en Camaná.  Fue establecida "encima de la barranca del río" según reza el acta fundacional.  A partir de este momento, se proyecta como una urbe foco de desarrollo en el sur del Perú.

El 2 de noviembre de 1575, por sus grandes servicios prestados a la Corona, en nombre de su Católica Majestad don Felipe II, el Virrey don Francisco de Toledo, concedió a la ciudad de Arequipa el título de “MUY NOBLE Y MUY LEAL”, comprobándose que sus fundadores fueron gente principal y distinguida; que estuvieron al lado de los Pizarro cuando la ciudad de Los Reyes fue sitiada por el ejército de Manco Inca; que estuvieron bajo la bandera del Licenciado Vaca de Castro, haciendo campaña contra Almagro y contribuyendo a su derrota en la batalla de Chupas; que dieron asilo a Diego Centeno cuando estuvo perseguido por don Francisco de Carbajal; que engrosaron las filas de Blasco Núñez de Vela, concurriendo a la batalla de Añaquito, lo que les valió confiscación de sus bienes, prisiones y crueldades. Que conocida la llegada de don Pedro de la Gasca, lo apoyaron decididamente, colaborando en la organización de las fuerzas de don Diego Centeno y enviando a don Manuel Garci de Carbajal cerca del Licenciado, con fuerte suma de dinero recaudado generosamente entre todos los vecinos.

El territorio regional se organiza sobre la base de la institucionalidad feudal.  Se centraliza todo el poder en una sola institución: la iglesia.  El rol que juega Arequipa en tal periodo, fue de Centro de Organización de la región sur, ante la necesidad de una salida al mar para el aprovisionamiento de las provincias del interior andino y la exportación de riqueza a la metrópoli (España).

Con el paso de los años, se presenta un auge en la actividad comercial lanera, vitivinícola y minera, sin embargo, los efectos de la gran depresión se dejan sentir en Arequipa, cayendo la demanda de los productos de exportación y de importación, bajando los precios del algodón, el azúcar y la lana.

El impulso industrial vinculado a la apertura de nuevas vías interregionales, al Ferrocarril y orientado al mercado interno del sur, da paso a una mayor diversificación económica, convirtiendo a Arequipa en el Eje Industrial del Sur.